Jornada de puertas abiertas en el huerto comunitario Delicias

Huerto Delicias

El Huerto Comunitario de Delicias ya está listo para ser utilizado por todas aquellas personas que así lo deseen y que cumplan con los requisitos de este nuevo espacio verde, hortelano y de convivencia del barrio de las Delicias. Por ello, el próximo sábado 4 de mayo podrá ser visitado por todo aquel que esté interesado en conocer su emplazamiento, la distribución de las parcelas y los espacios para favorecer la relación entre personas, entidades y asociaciones del distrito.

La jornada comenzará a las 11 de la mañana en el Centro Cívico Delicias, donde se proyectará la película “Huerta Delicias. Historias verdes del barrio” que, a través de los testimonios de vecinos y vecinas, narra la construcción del huerto y la creación de la memoria verde de las Delicias.

Posteriormente, los asistentes podrán realizar una visita al huerto, situado en la Calle Celanova. Dado que se pretende que sea un espacio de relación intergeneracional, está previsto que se realicen actividades para niños y niñas en las que los mayores les enseñen los tipos de las plantas, las técnicas y los productos que se utilizan en el huerto.

Además, la jornada coincide con el período de solicitud de las parcelas para vecinos, vecinas y entidades, que comenzó el pasado 26 de abril y finalizará el próximo 15 de mayo. Las instalaciones cuentan con parcelas destinadas a pequeñas agrupaciones de vecinos a título individual, parcelas colectivas o para entidades, una parcela de bancales elevada para personas con movilidad reducida y zonas comunes para los usuarios.

El Huerto Comunitario en el barrio de las Delicias nace en 2016 en el marco del proceso comunitario de Delicias iniciado en 2015 para dar respuesta a las necesidades detectadas en el Plan de Distrito durante las fases del conocimiento compartido, diagnóstico comunitario y programación comunitaria de propuestas para el Plan. Destacan las observaciones y propuestas sobre la escasez de espacios verdes, de espacios comunitarios que promuevan la convivencia vecinal e intercultural de forma proactiva y de la carencia de proyectos agroecológicos comunitarios en el barrio a diferencia de otros de la ciudad.

Impulsan el proyecto desde sus inicios un grupo motor creado a propósito y cuyo primer proyecto “Soñar un Huerto en Delicias” obtiene una pequeña financiación en la convocatoria de presupuestos participativos para actividades de la Junta de Distrito en el año 2016. Este grupo motor lo conforman profesionales de las siguientes entidades/recursos: Proyecto Intervención Comunitaria Intercultural Obra Social “la Caixa”-Fundación Federico Ozanam, Fundación CEPAIM, Fundación Cruz Blanca, Fundación APIP-ACAM, YMCA y los Servicios Sociales Comunitarios del Ayuntamiento de Zaragoza. Tal y como estaba previsto en el propio proyecto, se ha creado en la Junta Municipal de Distrito una comisión comunitaria del huerto integrada por entidades, vecinos y a la que posteriormente se sumarán los hortelanos que participen en el huerto.

El proyecto que desde el comienzo ha tenido un enfoque comunitario no sólo al estar creado de forma corresponsable y conjunta entre varias entidades que trabajan en Delicias sino especialmente porque promueve la transformación social del barrio con la participación y el empoderamiento vecinal desde una perspectiva inclusiva e intercultural.

Desde entonces el grupo motor junto con la Junta de Distrito de Delicias han seguido trabajando en la confección de un proyecto que ha ido haciéndose realidad poco a poco y cuya parte más teórica y participativa ha recaído en el trabajo profesional técnico y cuya parte financiera en las obras de construcción de las instalaciones del huerto ha sido realizada por el Ayuntamiento de Zaragoza a través del área de urbanismo e infraestructuras a lo largo de los ejercicios 2017 y 2018.

Las motivaciones que han llevado a los/as integrantes del grupo motor a impulsar esta iniciativa responden a la naturaleza de los proyectos que implementan en Delicias: la vertiente comunitaria, la posibilidad de contar con herramientas educativas en el entorno y constituir el proyecto del huerto como un activo de salud comunitario, y por último la dimensión convivencial que propone ya que las parcelas serán compartidas entre personas y no son huertos de alquiler individuales, con una duración limitada de 2 años con un período de prueba de 3 meses.

La jornada servirá para resolver todas aquellas dudas y preguntas de los asistentes sobre el funcionamiento del propio huerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *