Entrega de Diplomas a los participantes del curso 2020-2021 del Proyecto Municipal de Rehabilitación de Fachadas y Viviendas

46 alumnos y alumnas recibieron ayer el diploma por participar en el Proyecto Municipal de Rehabilitación de Fachadas y Viviendas, perteneciente al Plan Integral del Casco histórico (PICH).

El Ayuntamiento de Zaragoza financia con 1.190.000 euros anuales este proyecto, que se caracteriza por su alto rendimiento social.

El consejero de Acción Social y Familia del Ayuntamiento de Zaragoza, Ángel Lorén, y Agustín Colás Vicente, vicepresidente de la Fundación Federico Ozanam, entregaron ayer los 46 diplomas.

Lorén ha puesto en valor este proyecto de formación y empleo de inclusión, que en los últimos años ha obtenido una tasa de inserción laboral del 54%. Es decir, más de la mitad de los participantes han encontrado trabajo en los seis meses posteriores.

Además, el consejero ha destacado el buen hacer de la Fundación Federico Ozanam, como un buen ejemplo de colaboración pública con el Tercer Sector. Y ha mostrado su compromiso para seguir reforzando los lazos con este tipo de entidades.

Promoción 2020/2021

Las 46 personas participantes en la edición 2020/2021 son 28 hombres y 18 mujeres, casi todos con menores a su cargo. Son vecinos y vecinas del Casco Histórico, de 10 nacionalidades diferentes. A través de este proyecto, además de recibir formación para el empleo, han llevado a cabo una fructífera labor de regeneración urbana en su entorno.

Concretamente, han realizado 165 intervenciones, 26 de ellas en fachadas (la mayoría en la zona de Pignatelli) y 52 en viviendas de personas con bajos recursos. También han actuado en zonas comunes de seis edificios de Zaragoza Vivienda:

  • Albergue municipal
  • Casa de Juventud Casco Viejo
  • Centro Municipal de Servicios Sociales de La Magdalena
  • Colegios Santo Domingo y Nuestra Señora del Carmen y San José
  • Sede de la Asociación de Vecinos del Arrabal

28 años de inserción social y regeneración urbana

El Proyecto Municipal de Rehabilitación de Fachadas y Viviendas se lleva a cabo de manera ininterrumpida desde 1994. A lo largo de este tiempo, ya han participado 1.300 personas derivadas por los servicios sociales municipales. Unos 3.000 niños y niñas han visto mejoradas sus condiciones de vida, gracias al empleo de sus padres y madres.

El proyecto acumula un notable impacto la regeneración urbana del Casco Histórico, con un total de 5.000 intervenciones en viviendas de personas sin recursos, fachadas y edificios públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *