Los reencuentros más esperados

Visita en la Residencia y Centro de Día Ozanam Nuestra Señora del Carmen

Tras dos meses sin visitas en nuestros Centros de Mayores, el pasado 1 de junio los rostros de muchos de ellos se emocionaban al ver que, por fin, eran sus hijos, hijas, sobrinos, sobrinas, hermanos o hermanas los que se sentaban a charlar con ellos. Parecía que nunca iba a llegar. Tanto tiempo sin verles, sin compartir momentos, sin mirarse a los ojos que, cuando se sentaban unos frente a los otros, eran sus miradas las que hablaban.

Cumpliendo rigurosamente con toda la normativa impuesta desde las autoridades, ya han sido muchos los mayores que han podido recibir estas visitas. Algunos lo hacen con nervios e ilusión, otros con incertidumbre, pero todos con la alegría de poder volver a ver a las personas que más quieren. La tecnología, que tanto ha ayudado a mantener el contacto con los familiares, se queda atrás para dar paso a la realidad. Por fin, las visitas dejan de ser virtuales.

La ilusión, la emoción y el cariño de los familiares se mezclaban con la rabia e impotencia de no poder dar un paso más. De no poder tocarles y abrazarles como hacían normalmente y de ni si quiera poder verles el rostro completo, cubierto en parte por la mascarilla. Pero “ya queda menos”, decían muchos. “De momento, esto es un regalo que, después de meses de incertidumbre e inquietud, por fin, ha llegado“, añadían.

Desde los equipos de los Centros de Mayores aseguran que estas visitas son muy positivas para todos ellos, ya que el acompañamiento de los seres queridos en edades avanzadas supone un punto clave en la lucha contra la soledad de los mayores. Además, quieren resaltar la implicación, apoyo y cariño que, desde la distancia, han recibido de las familias durante los meses anteriores. Ahora, solo queda esperar a que sean los abrazos los protagonistas de nuestros Centros.

Visita en la Residencia Ibercaja Ozanam La Magdalena
Visita en la Residencia Ibercaja Ozanam La Magdalena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *